Nasdaq quiere aprovechar la tecnología blockchain para evaluar su comportamiento en una parte de sus operaciones. El Nasdaq Private Market, un mercado que inició su andadura en enero de 2014 para gestionar operaciones de compraventa de acciones que las empresas privadas realizan previamente a una OPV (oferta pública de venta, IPO en inglés). Las características y prestaciones de blockchain son especialmente adecuadas para este tipo de gestión, que ahora tendrá que pasar un delicado examen.

Ventajas claras respecto al sistema actual

Como indican en The Wall Street Journal, las empresas privadas gestionan este tipo de operaciones de venta y transferencia de acciones con sistemas muy informales como hojas de cálculo manejadas por abogados que verifican a mano cada transacción. El Nasdaq quiere tratar de sustituir esa gestión con la tecnología que es base de bitcoin y que permite consultar la procedencia de cada transacción, verificarla y validarla para que no haya problemas. Y no solo eso: tampoco habría bancos u otros intermediarios en la operación.

El uso de blockchain permitiría resolver uno de los grandes problemas de las transacciones actuales en las cuales se utiliza la estructura conocida como T+3: la transferencia final de fondos y garantías se produce tres días después de la transacción original (T+0). Esas transacciones en tiempo real son el objetivo de reguladores e inversores que además pretenden reducir riesgos y liberar así ingentes cantidades de dinero que están atadas a esos procesos durante ese tiempo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies